Dispositivos móviles como tabletas y smartphones están integrándose a gran velocidad en las aulas de todo el mundo, desde las etapas más tempranas hasta los estudios superiores. Sin embargo, la tecnología por sí sola no sirve a la educación: es solo el medio, pero necesita software y contenido. Por tanto, la tecnología crea la posibilidad de ofrecer cursos con contenidos multimedia e interactivos actualizados que sirvan de extensión digital a sus formaciones. La enseñanza tradicional no puede competir con la flexibilidad y la variedad de este tipo de cursos.

extensión digital

 

Los cursos e-learning pueden actualizar el temario de un día para otro adaptándose a las necesidades específicas que los profesores detectan en sus alumnos. Pueden llevar un seguimiento prácticamente en tiempo real del progreso de cada alumno y del grupo y elaborar completos informes. Pueden evaluar instantáneamente los test realizados a través de las plataformas LMS (Learning Management System) donde se desarrollan los cursos, ahorrando mucho tiempo al profesorado.

La educación está en plena evolución, ajustándose al nuevo modelo tecnológico y mediático que se impone en todas las áreas: educativas, laborales y sociales. Los propios estudiantes están más receptivos y demandan contenidos interactivos y actividades más activas y participativas. Además, estudios académicos avalan que una formación blended learning ayuda en los procesos de evaluación y aumenta el nivel de motivación de los alumnos.

En el artículo “Student Engagement and Blended Learning: Making the Assessment Connection”, Norman Vaughan, de la Universidad Mount Royal (Canadá) afirma que:

“(…) este artículo demuestra que las aplicaciones de formación colaborativas y el Blended Learning pueden utilizarse para diseñar y dar soporte a actividades de evaluación que aumenten los niveles de motivación del estudiante con los conceptos del curso, con sus compañeros y profesores y expertos externos, lo que lleva a un aumento en el éxito y la satisfacción del alumno”.

Aquí podemos leer todo su estudio (Vaughan N. (2014). “Student Engagement and Blended Learning: Making the Assessment Connection“. Education Sciences, 2014-4, 247-267.)

Si tenemos todas estas consideraciones en cuenta, resulta evidente el beneficio de implantar una metodología mixta de aprendizaje en la que una extensión digital de apoyo dentro y fuera (o dentro o fuera) del aula.

Dexway ofrece las extensiones digitales complemento para sus clases más completas del mercado, con los cursos y materiales del líder del sector en la formación e-learning.

 

Principales razones por las que necesita una extensión digital

Sabemos que dar el salto digital no es fácil, pero en plena era de la transformación digital es necesario para mantener la competitividad, rentabilidad y calidad en los servicios que ofrece.

En nuestra dilatada experiencia en el sector e-learning (más de 40 años), estas son las principales razones por las que colegios, universidades y centros de idiomas están eligiendo apoyar sus clases con complementos y cursos digitales:

 

#1 Expectativa de sus alumnos.

Los estudiantes demandan la transformación digital en la educación: actividades interactivas, contenidos multimedia… y eligen los centros que pueden ofrecerles acceso a entornos virtuales con este tipo de materiales.

Internet es un medio cambiante que crece y se desarrolla constantemente. Tanto las empresas formativas como los centros educativos se ven en la necesidad de evolucionar a diario y de adaptarse, para brindar una oferta perdurable que sea moderna y de calidad.

 

#2 Mejora la efectividad de las clases que oferta.

La metodología Blended es sinónimo de éxito en un porcentaje muy alto de centros donde se implanta. Con Dexway el éxito está garantizado gracias a la calidad de nuestras soluciones, que se adaptan a sus necesidades con unos contenidos estructurados según el MCER.

Las tasas de retención del e-learning están entre el 25 y el 60 % (por el 8-10 % que presenta la educación presencial); o que con la metodología online se tarda entre un 40 % y un 60 % menos de tiempo en estudiar un material concreto, en comparación con el aprendizaje que se lleva a cabo en el aula.

 

#3 Acaba con el problema de hacer grupos cerrados.

Cerrar grupos con alumnos de diferentes niveles en centros y academias de idiomas es complicado. Al permitir mayor flexibilidad y la implantación de métodos que aprovechan las horas presenciales para fomentar el componente social, Dexway acaba con el problema.

 

#4 Respeta el ritmo de trabajo de cada alumno.

Nuestros cursos se convierten en la respuesta perfecta para aquellos alumnos con más dificultades ya que pueden trabajar por su cuenta fuera del aula todo el tiempo que necesiten para seguir el ritmo de la clase. Y como lo hacen con materiales atractivos y amenos, no pierden el interés por avanzar.

A diferencia de la educación presencial donde el formador imparte la lección y no puede volver a escucharla (a no ser que sea grabada y colgada en una plataforma estilo campus virtual), en la educación online la opción de repetir el temario ayuda a los estudiantes a dominar verdaderamente un idioma. Y es que pocas personas aprenden nuevas lecciones de idiomas extranjeros en el primer intento.

 

 #5 Mejora la gestión de los cursos.

Mejore tanto la gestión de los cursos como la parte administrativa con las plataformas LMS / LCMS (Learning Management System y Learning Content Management System). Gestione de forma sencilla las matrículas, genere tests automáticamente, programe informes de rendimiento para evaluar el progreso de los alumnos…

 

#6 Permite una personalización de los contenidos.

Las soluciones Dexway permiten que el profesorado adapte los cursos online a su forma de dar las clases, añadan nuevo material, reorden el temario y creen un curso totalmente personalizado en el que se imprima la personalidad del centro y con el que diferenciarse de la competencia.

 

También le puede interesar: