Una de las mayores innovaciones de los últimos años en la educación ha sido la implementación del Aula Invertida o Flipped Classroom. Con esta estrategia didáctica se ofrece una alternativa semipresencial a la estructura tradicional de una clase, descentrando el eje de la clase del profesor para fomentar una mayor interactividad del estudiante con nuevos y más diversos contenidos multimedia.

De entre todas las diversas áreas de la educación, son los idiomas el sector que mayor despegue ha experimentado y por ende uno de los mayores precursores de la innovación didáctica. Y las flipped classroom son una opción que facilita profundizar en los conocimientos del estudio de una lengua extranjera.

Aula Invertida o Flipped Classroom Cursos Idiomas

¿Cuáles son las ventajas que aporta el Aula Invertida o Flipped Classroom en los cursos de idiomas?

#1 Optimización del tiempo en el aula

Las herramientas multimedia, disponibles antes del comienzo de la clase, facilitan las funciones del profesor con sus alumnos, optimizando las clases puesto que los alumnos ya han repasado las lecciones y van a la clase con, al menos, los conceptos básicos comprendidos. De ahí nace el concepto de “dar la vuelta a la clase”, pues los estudiantes ya han podido formarse antes de entrar al aula y pueden dedicarse a profundizar los conocimientos.

Y no sólo por parte de los alumnos, sino que el profesor, a través de las dudas publicadas, puede conocer las debilidades y las fortalezas de cada estudiante, y ayudándoles así particularmente, facilitando la formación de grupos para el refuerzo entre los compañeros del aula.

 

#2 Disponibilidad de materiales multimedia

En un mundo en el que cada vez tiene más peso el entorno digital, los alumnos tienen al alcance de la mano gran cantidad de contenidos que el profesor ya ha podido preseleccionar como de interés para la clase. Particularmente para los idiomas son de vital importancia los ejemplos de uso de las palabras, clips de audio para la pronunciación y videos que pongan en situación ciertas expresiones.

Con las herramientas multimedia, los alumnos van a tener aún más fácil poder captar los matices que se requieren aprender en una lengua extranjera. Ponerse en situación a la hora de enfrentarse a la realidad de cada idioma va a ser esencial para la puesta en práctica de los conocimientos. Con estos nuevos materiales más dinámicos el alumno tendrá una mayor facilidad en aprender complicados detalles de cada idioma como: Phrasal Verbs, nuevos alfabetos, comparativas de declinaciones, False Friends o escrituras iconográficas.

 

#3 Independencia para los alumnos

Los alumnos pueden utilizar en todo momento las herramientas multimedia, y por ello pueden dedicar más tiempo a los contenidos en los que cada estudiante presenta mayores debilidades. Después podrá reforzar las materias con su instructor, realizar dinámicas de grupo con sus compañeros y centrarse en retos conversacionales, tan necesarios a la hora de aprender otro idioma.

“Flipping the classroom is more about a mindset: redirecting attention away from the teacher and putting attention on the learner and the learning.”

Aaron Sams, (2012) Flip Your Classroom ASCD, Pág. 11

Con la cita de este profesor estadounidense se demuestra como a través del flipped learning, las clases dejan de centrarse en el profesor, para focalizarse más a las necesidades de los alumnos, que a la vez genera mayor dinamismo para los estudiantes.

Aparte, con las dudas que los alumnos han acumulado tras la revisión de los contenidos, el profesor, puede realizar una personalización del progreso del curso, así como dar un trato más cercano y directo con los objetivos del estudiante.

 

#4 Mejora la interacción alumno-profesor

Igualmente el Aula Invertida o Flipped Classroom promueve una comunicación bidireccional entre el profesor y alumno rompiendo las barreras entre “formado” y “formador” generando en el aula un clima mucho más afable y eficiente.

De esta forma las clases son más dinámicas y atractivas para los alumnos, que pierden el tradicional status de observador para convertirse en participantes más activos dentro del aula mejorando aún más el entorno de la clase, facilitando ya no sólo la personalización de los contenidos, sino también la cercanía con el docente.

 

#5 Mejora la interacción entre alumnos

Al tener los alumnos unos contenidos que pueden revisar con anterioridad a la clase, se fomenta la resolución de dudas por parte de éstos al tener una plataforma de comunicación dentro y fuera del aula facilita compartir contenidos, hacer consultas conjuntas y proponer al profesor los ejes que deberían tomarse durante la clase.

La resolución de las dudas de forma autodidacta genera una mejor recordación de los contenidos, además de un mayor dinamismo a la clase. Mayor diversión para los estudiantes y una percepción de adquisición de conocimientos mucho más rápida. También cuando los alumnos resuelven sus dudas entre ellos, incluso fuera del aula, se fomenta un espíritu de equipo que hace más proactivos a todos los alumnos.

 

#6 Fomento del olvidado “Speaking

La comunicación es, sin lugar a dudas, un eje clave en el aprendizaje de idiomas. Uno de los mayores problemas para los alumnos de los cursos de idiomas es que, cuando se enfrentan a la realidad, no se han formado realmente en situaciones de comunicación reales.

Con el flipped classroom, los contenidos gramaticales o de vocabulario pueden ser aprendidos por los alumnos antes de la clase, dejando sus dudas para el profesor, y así optimizando el tiempo en el aula que puede ser invertido en el Speaking.

Así los alumnos se preparan para situaciones reales, aumenta el dinamismo de la clase y los contenidos aprendidos pueden ser implementados en la clase para mejorar la recordación.

 

También le puede interesar:

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail