El aprendizaje semipresencial y el aula invertida o flipped classroom son los nuevos modelos de aprendizaje que están causando furor en el mundo educativo. Este método de enseñanza y aprendizaje quita su centro de atención del instructor y hace que las lecciones se centren más en el estudiante. Pone la responsabilidad del aprendizaje sobre los estudiantes y los compromete a interactuar y tener éxito en el curso. Una parte de la enseñanza tradicional cara a cara es reemplazada por el aprendizaje online basado en la web. El resultado es un modelo de aula blended con clases en persona y recursos online.

Hay varios modelos diferentes de aprendizaje semipresencial. Varían en el tiempo que pasan en las aulas cara a cara versus el tiempo que pasan en las aulas online. Pero el modelo más efectivo tiene estudiantes que escuchan conferencias y completan las tareas del curso online. Más tarde se reúnen con un instructor para discutir áreas de debilidad. El aprendizaje online ronda un 30% del tiempo total, frente al 70% del aprendizaje cara a cara.

Si bien este artículo se centra en las ventajas del aula invertida para los estudiantes, este modelo de aprendizaje semipresencial puede dirigirse a una variedad de necesidades institucionales, docentes y estudiantiles. Para las escuelas de idiomas y las instituciones de educación superior, los cursos semipresenciales pueden ser parte de una estrategia para compensar el espacio limitado en el aula, así como una forma de pensar de manera diferente para animar al personal y los miembros del profesorado a colaborar.

Cuando se trata de profesores y personal, los cursos semipresenciales puede ser un método para incorporar nuevas oportunidades de participación en los cursos establecidos o proporcionar un punto medio entre la instrucción completamente cara a cara y online. Para los estudiantes, los cursos blended ofrecen las conveniencias de aprendizaje online semipresencial con las interacciones sociales e instructoras que pueden no estar disponibles en una clase totalmente online.

Si la estrategia de aprendizaje semipresencial de una institución puede atender las necesidades de la institución, el profesorado y el estudiante simultáneamente, el aprendizaje semipresencial puede convertirse en una fuerza poderosa no sólo para el alumno sino para las empresas en su conjunto.

 

Entonces, ¿cuál es el beneficio para el alumno en el Aula Invertida o Flipped Classroom?

 

aula invertida o flipped classroom

 

Hay 6 grandes beneficios para los estudiantes dentro del método de aula invertida. De hecho, todo el método fue diseñado pensando en el alumno para proporcionar un entorno más flexible y accesible que mejora el aprendizaje para todos.

 

# 1 Dar a los estudiantes el tiempo para reflexionar sobre el material aprendido

Con el modelo de aula invertida o flipped classroom, los estudiantes normalmente completan por lo menos el 30% de su aprendizaje online, lejos del aula cara a cara. Los estudiantes tienen la oportunidad de reflexionar sobre el material y completar su análisis sin la presión de un aula cara a cara. Esto permite a los estudiantes retener mejor la información porque les da poder para pensar críticamente y verdaderamente absorber los contenidos. De esta manera, resulta más fácil para los maestros identificar qué se le da peor al estudiante y proporcionarles materiales de práctica adecuados.

 

# 2 Permitir que los instructores ayuden a los estudiantes que necesitan esforzarse más

Los cursos de idiomas rara vez son fáciles o se hacen sin esfuerzo, los estudiantes tienen que trabajar mucho para retener la información, incluso en un aula invertida. La diferencia es que en un modelo de aula invertida o flipped classroom, los maestros pueden proporcionar a los estudiantes ayuda individualizada para los estudiantes con dificultades porque pueden concentrarse en el horario de clase revisando y explicando. No todos los ejercicios son fáciles para cada estudiante, pero no todos los ejercicios son tan difíciles. A menudo un maestro encontrará que todos los estudiantes están de acuerdo.

 

# 3 Capacitar a cada estudiante para participar y ser visible

Cualquiera que haya sido profesor de idiomas conoce la interminable lucha para lograr que los estudiantes se involucren e interactúen. La falta de confianza y comodidad con el lenguaje a menudo impide que los estudiantes hablen o participen en debates en clase. Todos los estudiantes aprenden a diferentes ritmos y niveles y a algunos les parece difícil aprender en una sola sesión de clase; Requieren un poco más de pensamiento crítico y tiempo de reflexión antes de proporcionar sus opiniones sobre el material. Como resultado, no interactúan en la clase temiendo que no hayan comprendido bien el material.

El modelo de aula invertida cambia esa situación 100%. El aula invertida o flipped classroom hace que los estudiantes sean capaces de examinar cómodamente los materiales del curso antes de venir a clase, lo que les permite sentirse más seguros e interactuar con sus compañeros de clase durante las clases cara a cara.

 

# 4 Permite que los estudiantes aprendan a su propio ritmo

Un gran desafío para la escuela de idiomas y los estudiantes dentro de un aula de idiomas son las variaciones de los niveles de habilidad entre los estudiantes. Incluso los estudiantes en los mismos niveles de CEFR pueden variar en habilidad y conocimiento: alguien podría ser un alto nivel de B2 y otro puede estar en un nivel B2 bajo. El aula invertida es una forma de aprovechar las diferencias en sus habilidades y proporcionar un ambiente de aprendizaje adecuado. Los estudiantes aprenden cómodamente a su propio ritmo desde la comodidad de su propio entorno físico antes de entrar al aula con otros estudiantes. Esto compromete su retención del aprendizaje y promueve la interacción en la clase.

 

# 5 Permite a los instructores proporcionar feedback en cualquier momento desde cualquier lugar

Como cualquier alumno sabe, el feedback del profesor es vital para el desarrollo exitoso de cualquier idioma. El feedback constructivo permite a los estudiantes saber si están en el camino correcto o si necesitan refuerzo. El aula invertida permite a los maestros proporcionar feedback online a sus estudiantes en cualquier momento y desde cualquier lugar.

 

# 6 Los estudiantes tienen interacciones más productivas con sus instructores

El modelo de aula invertida asegura que el tiempo de clase no se pierde al explicar los materiales que los estudiantes ya conocen, ni en proporcionar traducciones o definiciones gramaticales complicadas. Ni siquiera se desperdicia tratando de coordinar entre diferentes estudiantes con diferentes habilidades. En su lugar, garantiza que los estudiantes y los profesores estén preparados para sus clases presenciales y proporcionen una interacción más productiva.

Dexway Language Innovation es un pionero líder en la ciencia del aula invertida y el aprendizaje semipresencial, ofreciendo una solución completa y totalmente integrada para el aula invertida. Está equipado con funcionalidades fáciles de usar y completas, como el contenido del curso SCORM, la plataforma LMS con todo incluido y un aula virtual integrada. Las herramientas y recursos lingüísticos de Dexway le han facilitado a millones de instituciones, maestros y estudiantes migrar al nuevo modelo de aprendizaje semipresencial e invertido.

 

¡Descubra Dexway aula invertida y Blended Learning Solutions hoy!

 

También le puede interesar:

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail