Hoy en día uno de los factores más importantes para el aumento de la productividad de las empresas es el talento y el saber hacer de sus profesionales. Si antes la competitividad estaba ligada a las horas dedicadas al trabajo, hoy en día todos los estudios indican que el verdadero motor del crecimiento es el nivel de satisfacción de nuestros empleados. Horarios más flexibles, transparencia y motivación son algunos de los factores que grandes corporaciones como Google, Novartis o ING Direct ya están aplicando con éxito. «Nuestra prioridad en el ámbito de los Recursos Humanos es crear un entorno de trabajo inspirador», señala Alfonso Casero, Director de Recursos Humanos de Grupo Novartis, calificada este año como mejor empresa para trabajar por la consultora Great Place to Work.

En esta ecuación la formación tiene un papel fundamental. Cuando el empleado siente que su empresa se preocupa por él y el desarrollo de su talento, el nivel de satisfacción y compromiso crece exponencialmente. Si nuestra compañía tiene además una proyección internacional, como hemos visto en otros post de nuestro blog de idiomas Dexwayla inversión en formación para el aprendizaje de lenguas resulta imprescindible; más aún si tenemos en cuenta que el retorno sobre la inversión a corto y largo plazo  resulta superior a lo invertido inicialmente. No obstante, para abordar el diseño de esta actividad formativa, antes debemos conocer a quién irá dirigida, y su nivel en el dominio del idioma. De este modo, los responsables de formación y directores de Recursos Humanos tendrán la garantía de que se alcanzarán los objetivos de capacitación establecidos por la compañía.

Dexway, empresa pionera en el desarrollo de innovaciones pedagógicas, ha desarrollado el método de idiomas Dexway, premiado como Mejor Producto eLearning por AEFOL y reconocido en todo el sector de la formación como un referente en la evolución del aprendizaje de idiomas.

Los cursos de idiomas para empresas Dexway permiten evaluar y formar a tus empleados en inglés (americano y británico), francés, alemán, español, ruso, portugués (brasileño) e italiano. Ya que en un mundo globalizado como el actual, principalmente en el sector empresarial, no es suficiente con saber inglés.

Según un reciente artículo publicado por el periódico The guardian, Reino Unido podría perder unos 48.000 millones de libras al año, es decir, un 3,5 % de su producto interior bruto, por «ignorancia lingüística y cultural». En este mismo artículo se cita un estudio llevado a cabo por el profesor James Foreman-Peck, de la Escuela de Negocios de Cardiff para el Departamento de Negocios, Innovación y Habilidades del gobierno británico, donde se expone que «la falta de habilidades lingüísticastermina actuando como un “impuesto sobre el crecimiento”, dificultando el desarrollo del sector exportador en pequeñas y medianas empresas».

Asimismo, el manifiesto a favor de los idiomas, publicado por el grupo parlamentario All-Party Parliamentary Group on Modern Languages (APPG), el cual fue apoyado por las Camaras de Comercio Británicas, comienza de la siguiente manera: «El inglés es un idioma importante en el mundo, pero las últimas investigaciones de vanguardia muestran que, en el siglo XXI, hablar sólo inglés es tanto una desventaja como no hablar inglés».

En Dexway Idiomas siempre hemos sido conscientes de esta realidad, por ese motivo, siendo además la Unión Europea el principal mercado de exportación para España, creemos que es tan importante la formación en francés, alemán, italiano o portugués, como el aprendizaje del inglés para las empresas. Según datos del  ICEX, en 2014, Francia, Alemania e Italia fueron los países de mayor exportación para España, seguidos de Reino Unido y Portugal.

Una vez seleccionado el idioma y los profesionales que se incluirán en el plan de formación, pasaríamos a realizar las pruebas de nivel. Entre los diferentes sistemas de evaluación, los cursos de idiomas Dexway incluyen una prueba de nivel o posicionamiento para  evaluar previamente los conocimientos de un idioma por parte del empleado, y pruebas parciales y finales de unidad didáctica para evaluar y consolidar su capacidad de progreso en las diferentes competencias lingüísticas:

–       Test de posicionamiento o prueba de nivel: antes de iniciar la formación, el alumno realiza una prueba de posicionamiento que le sitúa en el nivel que mejor se adapta a sus conocimientos del idioma meta.

–       Test de progreso parcial: consiste en una serie de pruebas parciales que  evalúan al alumno sobre el progreso alcanzado en cada una de las unidades didácticas, reforzando también lo aprendido hasta el momento.

–       Test final de curso: evaluación final de conocimientos adquiridos a lo largo de la formación.

Las pruebas tipo test parciales y finales ofrecen por defecto al alumno la oportunidad de repetirlas una segunda vez en caso de no estar satisfechos con el resultado. No obstante, se pueden parametrizar de forma que ofrezcan el número de intentos que desee establecer el cliente, o incluso para que solo permitan una sola oportunidad al alumno. Además, de forma opcional, se pueden presentar las preguntas de forma aleatoria para evitar, en caso de que se realicen en grupo dentro de un mismo aula, que los alumnos puedan facilitarse las respuestas.

Otras características de las pruebas tipo test de idiomas Dexway:

–       Visualizar aciertos, fallos y soluciones: cuando el alumno realiza el test parcial o final por primera vez, puede comprobar el resultado de las preguntas que ha realizado, así como las soluciones. Para ello debe renunciar  a disponer de una segunda oportunidad. Es decir, una vez ha comprobado los resultados y soluciones, no podrá  realizar de nuevo el test.

–       Obtención de los test realizados por los alumnos: nuestro curso de idiomas permite obtener los test realizados por los alumnos tanto si el cliente trabaja con LMS o plataforma online de formación Dexway como con LMS propio. Estas pruebas se obtienen en formato HTML e incluyen textos, imágenes y las últimas respuestas introducidas por los alumnos.

–       Opción de impresión: los alumnos pueden imprimir en cualquier momento el test que están realizando, bien durante la prueba o al final de ella, incluyendo las respuestas que han introducido hasta el momento.

–       Realizar las pruebas  en diferentes accesos: el test se puede llevar a cabo en diferentes momentos y desde dispositivos distintos, es decir, el alumno puede comenzar la prueba, parar en cualquier momento, salir de la aplicación y continuarla más adelante, ya que el test conserva los ejercicios que el alumno va realizando.

–       Resultados por competencias: estas pruebas, al igual que todas las lecciones de los cursos de idiomas Dexway, no sólo muestran la nota obtenida, sino también un informe detallado de los resultados por competencias lingüísticas.

Por una parte las pruebas de nivel de idiomas Dexway permiten comprobar si el empleado está realmente preparado para acceder a un nivel de formación concreto, es decir, si está capacitado para el aprovechamiento de dicha formación en ese nivel; o por el contrario, si cuenta con carencias lingüísticas que se deben reforzar, y por tanto debería empezar la formación en un nivel inferior. Una vez realizada la prueba de posicionamiento seremos capaces de detectar y corregir estas carencias con la formación adecuada.

Por otro lado, los test parciales y finales, permiten a los responsables de formación disponer de información detallada para un control y seguimiento completo del avance y progreso de sus empleados en las diferentes competencias lingüísticas, de manera que el ROI (Return on investment) esté garantizado.

Si estás interesado en ampliar información sobre el método y cursos de idiomas para empresas Dexway pulsa aquí: www.dexway.com