Los laboratorios de idiomas o aulas en red no son algo nuevo. Han sido una parte clave de la enseñanza de idiomas desde hace más de cien años, aunque la tecnología detrás de ellos obviamente ha cambiado y evolucionado positivamente durante ese tiempo. El primer laboratorio de idiomas fue desarrollado en 1908 en la Universidad de Grenoble.

A pesar de esta impresionante historia, hay un sorprendente número de colegios y universidades que no están aprovechando todavía las oportunidades que les brindan los laboratorios de idiomas. Se trata una herramienta mundialmente reconocida y lleva años demostrando ser extremadamente eficaz para el éxito de la educación en idiomas.

 

El laboratorio de idiomas y la eficacia en la enseñanza de idiomas

Los avances en la tecnología de aprendizaje elearning y el crecimiento del uso de los ordenadores en las aulas han hecho que sea más fácil que nunca implementar un aula en red eficaz. La inversión en esta herramienta es reducida ya que los laboratorios de idiomas modernos consisten generalmente en un aula con ordenadores y es algo con la que la gran mayoría ya cuenta. Lo que hace que los ordenadores y puestos en las aulas de informática sean una valiosa herramienta para enseñanza de lenguas extranjeras gracias a la instalación de software de aula en red de alta calidad incluso sin conexión a Internet.

 

Laboratorios de idiomas en aprendizaje de lenguas extranjeras

Beneficios de los laboratorios de idiomas

  • Las aulas en red ofrecen una experiencia única en inmersión lingüística que puede acelerar el ritmo de aprendizaje del alumno.
  • Fomenta el aprendizaje individual, al ritmo de cada alumno y siendo más responsables de su propio progreso en el aprendizaje.
  • El software del laboratorio de idiomas realiza un seguimiento en tiempo real del progreso y el avance de los alumnos, por lo que es una excelente herramienta para el seguimiento de los resultados de los alumnos.
  • Gracias al reconocedor de voz integrado en los laboratorios de idiomas el alumno puede practicar la correcta pronunciación del idioma sin la necesidad de un profesor nativo.
  • Las aulas en red se pueden implementar con o sin profesor, por lo que es un recurso ideal para las horas extra de clase o de auto estudio fuera de horario lectivo.
  • Permiten realizar tareas repetitivas como la práctica de pronunciación o gramática de forma sencilla para repasar y mejorar aquellas unidades o lecciones más costosas para los estudiantes sin interrumpir el progreso del resto de compañeros.
  • Por otro lado el laboratorio de idiomas facilita que los estudiantes puedan si lo desean estudiar juntos, lo que puede ser muy beneficioso en términos de habilidades orales y de escucha.
  • Los profesores pueden fácilmente hacer un seguimiento del progreso mientras sus estudiantes avanzan en el curso de idiomas, conociendo en todo momento las debilidades de sus alumnos para así incidir en ello como repaso del aprendizaje.
  • Los laboratorios de idiomas ayudan sin duda a los estudiantes más tímidos, aumentando su confianza en la comprensión y expresión oral del idioma aprendido.
  • Además las aulas en red ofrecen la posibilidad de no ser sólo un espacio presencial, sino que los alumnos pueden continuar con el curso desde cualquier parte a través de cualquier dispositivo móvil. De esta forma los estudiantes llegan mucho más preparados al aula.

Estos son sólo algunos de los beneficios de los laboratorios de idiomas de cara al aprendizaje de sus alumnos. Existen muchas más ventajas para el colegio o universidad que desee implementarlos al tratarse de una herramienta económica y de sencilla implementación.

¿Le gustaría saber más sobre cómo maximizar el aprendizaje de idiomas de sus alumnos? Descubra lo que los laboratorios de idiomas Dexway pueden hacer por su colegio o universidad.

 

También le puede interesar:

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail