¿Cómo de efectivo es el blended learning para enseñar idiomas? Hemos escrito anteriormente y de forma extensa sobre el método blended learning y sus múltiples beneficios, tanto para los estudiantes como para los centros de idiomas y de formación. Sin embargo, el panorama actual requiere que volvamos a destacar esta metodología por su capacidad para dar solución a la situación de emergencia tras la pandemia por coronavirus(COVID-19). Tanto la formación reglada como la privada deberán pasar sus clases a semipresencial para descargar el volumen de alumnos por clase y cumplir con las normas de distancia social necesarias para evitar nuevos brotes del virus.

La enseñanza de idiomas crece cada año y en épocas de recesión en las que las personas suelen prepararse para cambios laborales, es más importante que nunca. Hay más de 1.500 millones de estudiantes de inglés en todo el mundo. Este número cubre desde los niños de escuela a los profesionales jóvenes y más allá.

Independientemente de la necesidad que se impone de utilizar este método, el b-learning es un método increíblemente efectivo para aprender idiomas. Presentamos las 4 razones principales por las que sus formaciones mejorarán bajo esta metodología:

 

#1 Blended learning promueve el uso de herramientas online

Las herramientas online pueden ser una excelente forma de aprender: la interactividad y el engagement que presentan al alumno se suman a la autoevaluación y la revisión en tiempo real. Muchos estudiantes prefieren estos métodos para aprender puesto que son más dinámicos y los confieren un mayor protagonismo.

#2 Blended learning permite estudiar ritmos diferentes

Tradicionalmente el aprendizaje ha tenido lugar en el aula. Hoy en día, los estudiantes tienen muchos recursos a su alcance que les permite seguir estudiando fuera ellas. Gracias al e-learning los alumnos toman el control de su aprendizaje: pueden acceder desde donde quieran y cuando quieran, a su conveniencia y preferencia. Ya no están limitados a avanzar en el estudio únicamente en el tiempo de clase.

#3 Blended learning ofrece también experiencias face-to-face

Una de las mayores críticas al e-learning es que puede ser impersonal. El blended learning, sin embargo, conjuga la práctica online con las clases presenciales para que los estudiantes se beneficien de ambos aspectos. Además, las clases presenciales pueden tener lugar en las aulas tradicionales, o seguirse a través de aulas virtuales. La nueva normalidad a la que el mundo se enfrenta tras la pandemia de coronavirus exige métodos mixtos que descarguen las aulas de alumnos y al mismo tiempo aseguren una educación de calidad.

#4 Blended learning provee del feedback más completo

La autoevaluación de los ejercicios acelera el proceso de corrección de los profesores, lo que provee de un feedback muy completo y en tiempo real de todos los alumnos. En la enseñanza tradicional es muy difícil que todos los estudiantes participen y que el profesor corrija uno a uno sus ejercicios en cada clase. Los tests además, son de mes en mes, porque de otra forma sería inviable su corrección. El e-learning proporciona un seguimiento pormenorizado de cada alumno de forma automática, con informes que van recogiendo toda la información que se genera en los cursos y que se generan con un clic. Este feedback, además, se ofrece en los cursos Dexway por habilidades lingüísticas para conocer las carencias y las fortalezas de casa alumno y poder asignar refuerzos personalizados que realmente les sirvan para avanzar y no refuerzos genéricos que les hagan perder e tiempo con conceptos que ya dominan.

 

También le puede interesar: