Tal como recoge la diversa legislación educativa, el conocimiento de una lengua extranjera, a parte de la lengua materna, es primordial en nuestros días. En un entorno marcado por la globalización y la velocidad en la comunicación que aportan las nuevas tecnologías, se vuelve indispensable que los profesionales del futuro sean competentes, al menos, en una segunda lengua europea. Si, además, esta segunda lengua es el inglés, su aprendizaje deja de ser una alternativa o complemento a la formación para convertirse en una asignatura principal, que aporta un desarrollo completo a nuestros estudiantes.

Actualmente, el inglés es el idiomas más estudiado como segunda lengua. Si bien el número de nativos angloparlantes asciende a 400 millones, el British Council apunta que en  2016 unos 2000 millones de personas lo estarán aprendiendo como lengua extranjera, prácticamente la mitad de la población de nuestro planeta.

La importancia del inglés no solo es evidente ya como vehículo de comunicación en el ámbito internacional, del comercio y las finanzas, sino también en el académico e, incluso, personal. Aproximadamente el 80% de la información almacenada electrónicamente está disponible en inglés; es, además, la lengua más utilizada por los usuarios de internet; el idioma principal de la comunidad científica y lengua oficial de muchas organizaciones internacionales como la Unión Europea, Naciones Unidas o la Unesco.

Por suerte, el avance de la nuevas tecnologías en educación nos ha permitido incorporar herramientas muy útiles para la formación en idiomas como, por ejemplo, los cursos de formación online.

¿Por qué elegir cursos de inglés online?

Según un reciente estudio del Gobierno de los Estados Unidos, la formación más efectiva es aquella que combina el aprender inglés online con las clases presenciales. Las conclusiones del informe indican que «más de once efectos en el aprendizaje resultaron significativamente positivos,  a favor del online o el blended learning» (U.S. Department Of Education, 2010).

Los cursos de inglés online aportan un gran número de ventajas frente a las clases tradicionales en el aula. Suelen articularse en plataformas virtuales (LMS), que permiten la interacción entre estudiantes y profesores de manera centralizada, lo que supone una excelente alternativa para aquellos alumnos que no pueden participar en un plan de estudios en el extranjero.  A continuación, te señalamos algunas de las ventajas que tiene aprender idiomas en red a través de cursos de inglés online.

ventajas-cursos-de-ingles-online

1. Metodología completa

Estos cursos de idiomas están diseñados de tal manera que el estudiante pueda trabajar y desarrollar las diferentes competencias lingüísticas (comprensión, expresión, lectura y escritura), a través de ejercicios multimedia que fomentan la participación activa dentro de situaciones reales de comunicación.

2. Acceso just in time

Los cursos de inglés online permiten al estudiante acceder a su curso en cualquier momento con una simple conexión a internet. La información de las lecciones queda almacenada, de tal manera que el usuario puede retomarla en el punto exacto donde la dejó. El propio estudiante puede controlar el tiempo de su formación en línea y el avance en el curso en función de su capacidad o disponibilidad horaria.

3. Personalización

Además de la flexibilidad horaria en el aprendizaje, la formación online aporta una enseñanza más individualizada, ya que permite adaptar los contenidos del curso a las características tanto pedagógicas como profesionales del alumno. Del mismo modo, cuando el usuario se identifica dentro del portal de los cursos de inglés online, su interfaz se personaliza mostrándole aquella información que resulta de su interés: oferta de cursos, seguimiento de sus progresos, mensajes, notificaciones, etc.

4. Multidispositivos

Los cursos de inglés online eficaz y completos facilitan el aprendizaje desde una amplia gama de dispositivos. Estas herramientas permiten a los alumnos acceder a la información desde un smartphone, tablet u ordenador con conexión a internet. Incluso, los sistemas más avanzados permiten el acceso a cierta tareas en remoto, es decir, la descarga de los contenidos para su consulta sin necesidad de conexión a internet.

5. Compatibilidad 100 %

Al ser un tipo de enseñanza deslocalizada, el aprendizaje online hace posible algo fundamental en las sociedades modernas: la conciliación entre las diferentes actividades del alumno. Esto hace que los estudiantes de los cursos de inglés online puedan compatibilizar el estudio de un idioma con otras asignaturas, su trabajo o una actividad social.

6. Calidad de los contenidos

Los contenidos de los cursos de idiomas en línea están realizados por profesionales nativos especializados en la enseñanza de idiomas. Al tratarse de un contenido electrónico, fundamentalmente en formato SCORM, el alumno puede acceder a información siempre actualizada, y, a su vez, el tutor puede adaptar los materiales a los suyos propios e incluso reutilizarlos para otros grupos de estudiantes.

7. Tutorización

Una de las ventajas de estos sistemas es que permiten al tutor hacer un seguimiento minucioso del avance del alumno en cualquier punto de la formación. A su vez, el alumno no tiene por qué renunciar a la presencia del tutor que ofrece la enseñanza tradicional; a través del chat o del correo electrónico interno puede tener un contacto fluido con profesores nativos que resolverán sus dudas en tiempo real.

8. Inscripción ilimitada

Este tipo de sistemas de cursos de inglés online hacen posible que los centros educativos puedan presentar una oferta en idiomas más flexible, a la que pueden optar un mayor número de estudiantes independientemente de su nivel, especialización, ubicación o situación personal.

9. Menor tasa de abandono

La introducción de cursos de inglés online o de formación blended learning aumenta la tasa de aprobados y disminuye la tasa de abandonos por debajo del 5 %.

10. Ahorro

La formación online puede llegar a reducir hasta un 30 % el gasto, en comparación con la formación convencional en el aula. Mediante este tipo de aprendizaje en línea se ahorran gastos en traslados, material didáctico, dietas, matrícula, etc.

Como se puede comprobar, el aprendizaje electrónico tiene un enorme potencial, y son muchas las razones por las que una institución educativa del siglo XXI debe optar por este tipo de soluciones, que ofrecen una formación más completa y adaptada a los niveles de excelencia que demanda la sociedad actual. No obstante, los cursos de inglés online no vienen a sustituir al sistema de educación tradicional basado en clases presenciales, sino que, más bien, debe verse como un complemento en función de las necesidades del alumno o del grupo. No debemos olvidar que uno de los principales objetivos de la educación debe ser la de ampliar las ventanas con las que los alumnos se acerquen al conocimiento y, por tanto, al mundo.

 

También le puede interesar: