El modelo flipped classroom o aula inversa es una nueva metodología para el aprendizaje de idiomas que propone una evolución positiva de las clases tradicionales. Ya que invierte el orden del proceso de aprendizaje a un blended learning combinando la formación online y el aprendizaje presencial.

Flipped classroom es la clase “al revés”; flip significa dar la vuelta a la clase. Con el aula invertida los alumnos estudian y profundizan en el contenido de forma individualizada en casa a través de un software online; para posteriormente practicar y ahondar en esos conocimientos en la clase presencial a través de un aprendizaje colaborativo. De esta manera gracias al método flipped classroom se aprovechan las clases para tratar de mejorar aquellos aspectos que no hayan sido bien aprendidos en casa, y así dedicar el tiempo de clase a consultar dudas y trabajar los contenidos de forma colaborativa.

La metodología flipped Classroom para el aprendizaje de idiomas tiene muchas ventajas tanto para el alumno como el profesor.

5 ventajas flipped classroom

 

LAS VENTAJAS DEL MÉTODO FLIPPED CLASSROOM O AULA INVERSA:

 

 1. Se adapta a la diversidad del aula

Los alumnos pueden dedicar el tiempo a cada lección según su progresión individual estando más o menos tiempo en cada lección, para asegurarse de que la comprenden correctamente. Además con el método flipped Classroom pueden repetir aquellos aspectos que cada uno necesite reforzar de manera individual. El profesor gestionará unas tareas u otras en función de la evolución de los alumnos en general, ya que podrá ver en qué fallan sus alumnos y cuáles son los temas que hay que reforzar.

 

2.  Potencia al máximo el aprendizaje del alumno

Con la metodología flipped Classroom el estudiante pasa de ser un alumno pasivo, que solo escucha y atiende al profesor, a un alumno activo, el cual estudia en casa para después poder practicar en el aula lo aprendido y potenciar aquello que no ha entendido bien. Además participan con los demás alumnos, plantean dudas, se organizan, colaboran en equipo y resuelven problemas. De esta manera aseguramos un aprendizaje de idiomas eficaz.

 

3. Aprendizaje más efectivo

Consolidar conocimientos en clase ahora es posible. El método flipped classroom, posibilita un doble aprendizaje de idiomas. Por un lado los estudiantes revisan los conceptos teóricos en casa mediante un software online y el tiempo de clase se dedican a resolver las dudas, solucionar las dificultades de comprensión o aprendizaje, y trabajar los contenidos de manera individual y colaborativa.

 

4. Facilidades para los profesores

La metodología flipped Classroom facilita un aprendizaje más profundo y significativo. El educador tiene mayor tiempo y flexibilidad para invertir más tiempo de clase a analizar, crear, evaluar a sus alumnos. Pudiendo evitar perder el tiempo de la práctica a aspectos más teóricos que el alumno puede memorizar y comprender en casa de forma individual. Esto contribuye a un aprendizaje más eficaz, ya que los idiomas que se estudian y se practican no se olvidan tan fácilmente como los que no se usan.

 

5. Estudiantes más motivados

Los alumnos cambian el rol. Ahora son ellos los que aprenden y memorizan la teoría asumiendo las responsabilidades del aprendizaje de idiomas, toman decisiones, participan y trabajan mano a mano con sus compañeros para alcanzar objetivos comunes. Aprenden haciendo, no memorizando. Y desarrollan conocimientos y habilidades que pueden aplicar en su día a día.

El éxito del método flipped Classroom se fundamenta en el blended learning. Es la combinación que optimiza el aprendizaje de idiomas haciéndolo más efectivo ya que abarca lo mejor de cada método, el online y el presencial. Supone un ahorro de costes y de tiempo que ningún otro método de enseñanza ofrece.

 

También le puede interesar:

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail