La tecnología en las aulas de los centros educativos ya no es futuro sino el presente de la educación. El uso de las nuevas tecnologías para el aprendizaje de idiomas se ha convertido en el complemento perfecto para alcanzar el dominio de un nuevo idioma.

Los cursos de inglés acompañados de herramientas como apoyo a la formación son más efectivos y atractivos para los alumnos por lo que aseguran el éxito en el aprendizaje.

Tecnología educativa al servicio del profesor para enseñar inglés en el aula

 

tecnologia educativa dexway

#1 El mejor complemento para profesores en la clase presencial

La tecnología educativa es hoy una ventaja en todos los sentidos para los profesores. La educación tradicional ya no es tan eficaz y los profesores necesitan motivar más que nunca a sus alumnos en las aulas para aprender cualquier materia. Los libros están pasando a un segundo plano, y la tecnología hace posible que hoy las clases sean mucho más enriquecedoras y participativas. La metodología Teacher Pack de Dexway ayuda a los centros educativos a pasarse al método blended learning que hoy triunfa en las aulas, dotando a los profesores de un completo manual guía para impartir sus clases presenciales de inglés con infinidad de ejercicios y actividades por niveles y por lecciones con el objetivo de que los alumnos sean mucho más activos en el aula.

#2 La tecnología educativa motiva y estimula a los alumnos

El uso de la tecnología tanto dentro como fuera del aula hace que los estudiantes se sientan mucho más motivados al sentirse identificados con los dispositivos en los que pueden practicar el idioma a través del reconocimiento de voz, de ejercicios multimedia interactivos, etc. Para los jóvenes alumnos, es mucho más estimulante aprender una lección con su tablet o smartphone que con el clásico libro con su cd de ejercicios. La tecnología activa a los alumnos pasando de ser sujetos pasivos a convertirse en sujetos activos en el aprendizaje y permitiendo una inmersión lingüística mucho más completa y enriquecedora.  Los alumnos realizan su curso de inglés a través de apps muy completas que funcionan de forma sincronizada e incluso sin internet.

#3 Facilita la gestión, el seguimiento y la evolución de los alumnos

Llevar las listas de los grupos de alumnos, gestionar los cursos del centro, evaluar a los alumnos con tests y exámenes, así como muchas tareas meramente administrativas en muchos casos, se ha acabado gracias a las plataformas educativas online que hoy día tienen innumerables funcionalidades adaptadas a las necesidades de los centros educativos.

Por un lado permite a instituciones educativas un mejor control de su actividad: dar de alta alumnos, crear grupos de alumnos, gestionar sus cursos, enviar comunicados y notificaciones automáticas, etc.

Y por otro lado funcionalidades tan importantes como el seguimiento y evolución de los alumnos a través de un software son ahora posibles. Dexway ha desarrollado el Create Test que permite a profesores diseñar sus test parciales y finales a la carta tanto con las preguntas de la base de datos de Dexway como con las que él o ella mismo desee crear. Para posteriormente una vez los alumnos han realizado esos test, pasarlos por Dexway Analytics obteniendo en tiempo real  informes de resultados por curso, por lección y por objetivos, de si se están alcanzando o no dichos objetivos para proponer actividades y ejercicios de repaso en el aula.

Aprender inglés en el aula es mucho más efectivo complementando la enseñanza con tecnología educativa

 

#4 Crea una experiencia única tanto para el profesor como para el alumno

El método del aula inversa o flipped classroom en los cursos de inglés, junto con la tecnología como complemento hace que las aulas de inglés se conviertan en un entorno en el que compartir, debatir, crear, opinar, un espacio mucho más creativo y participativo. Las clases de inglés dejan de ser aburridas y planas con un profesor explicando en la pizarra, para ser mucho más activas en todos los sentidos. Los alumnos se implican mucho más y mejor en el aprendizaje con las pizarras virtuales, los ejercicios online y el contenido multimedia interactivo.

#5 Fomenta la interactividad y la colaboración en el aprendizaje

El uso de las nuevas tecnologías permite que los alumnos sean mucho más creativos y participativos en el aula. Preparan la base del aprendizaje fuera del aula interactuando con todo el contenido del curso y cuando llegan a clase comparten todo ese conocimiento con el resto de estudiantes y el profesor para demostrar lo aprendido y reforzar ese aprendizaje de forma conjunta. La tecnología educativa permite que el alumno vaya mucho más preparado a clase por un lado, y por otro dota al profesor de recursos atractivos para hacer sus clases mucho más humanas y sociales donde todos los estudiantes tienen oportunidad de participar independientemente de su nivel.

Acompañar la enseñanza tradicional con las nuevas tecnologías permitirá la diferenciación de la oferta formativa de los centros educativos, dando un paso más en la enseñanza de inglés, facilitando la atención a la diversidad del aula y enriqueciendo mucho más el proceso de aprendizaje.

También le puede interesar: 

[cta id=”9148″ align=”none”]